Hoy traemos una entrevista muy especial para la productora. Ella es Sonia Vega, maestra que ha trabajado varias de nuestras películas en el aula. Gracias a su trabajo queremos que veáis la importancia del cine en el aula. Para ello ¡qué mejor que contar con Sonia, profesora que conoce los materiales y los trabaja directamente con los alumnos!

Antes de empezar, os recomendamos este vídeo donde uno de sus alumnos habla de “Semillas de Alegría”, la película de Tus Ojos 2030 que ha reunido a más niñas y niños en los cines. ¡No os la perdáis!

 

Ahora sí, ¡Empezamos!

Sonia, cuéntanos ¿quién eres y por qué decidiste ser maestra?

Mi nombre es Sonia Vega, soy maestra de corazón y por vocación de infantil y primaria desde hace más de 15 años y me encanta la escuela rural.

Desde muy pequeña, tuve claro que quería ser maestra para enseñar, guiar y mostrar al alumnado cómo descubrir su propio aprendizaje (metacognición) y extraer de si mismo/a todo su potencial, descubrir sus talentos y capacidades; teniendo en cuenta, que cada uno/a es único, diferente y especial (algo enriquecedor para todos/as).

Llegué a Tus ojos 2030 a través del largometraje “Semillas de alegría”, ópera prima de Cristina Linares, pero hemos trabajado otros cortos como: “Binta y la gran idea” o “El rosa, el azul y otros colores” (Maravillosos para trabajar los ODS establecidos por las Naciones Unidas, los Derechos de la Infancia y la Ciudadanía Global. El primero, es ideal para celebrar el Día del niño y el segundo, transmite un mensaje muy importante sobre Igualdad de Género y Coeducación).

¿Cómo ayuda el cine en el aula?

El Cine lleva décadas en nuestra vida gracias a los hermanos Lumiére. Surgió para entretener; pero en la sociedad actual, ya no es una alternativa en días de lluvia o final de trimestre, es un potente recurso educativo que debemos aprovechar. Despierta emociones, curiosidad y novedad a la hora de aprender a través de los audiovisuales. Ese aprendizaje se afianza y perdura más en el tiempo, tal y como demuestran estudios actuales en Neurociencia.  

Educar a través del Cine, favorece el desarrollo integral del alumnado, haciéndolos ciudadanos del mundo, íntegros y competentes.  Podemos trabajar transversalmente, desde contenidos curriculares hasta problemas sociales, crisis humanitarias, igualdad de oportunidades, tolerancia multicultural o el cuidado del medio ambiente promoviendo actitudes y actuaciones para su conservación y mejora.

Algunos beneficios que encuentro son:

  1. Facilita el desarrollo de capacidades creativas, cognitivas, artísticas y expresivas.
  2. Se desarrollan destrezas, habilidades y valores sociales: igualdad, tolerancia, solidaridad, libertad, asertividad, resilencia, etc. (Competencia social y ciudadana)
  3. Favorece:
    • Educación emocional y un entorno seguro. Se crea un vínculo afectivo positivo y cohesión grupal.
    • Capacidad de redacción, creación, síntesis e investigación. A través del debate y diálogo, el alumnado desarrolla su sentido crítico. (Competencia Lingüística).
    • Cultura audiovisual, alfabetización y el gusto por el arte, serán adultos que amen la cultura (Competencia cultural y artística).
    • Uso del lenguaje audiovisual y búsqueda de información (Competencia Digital).

¿Invitan las películas a la reflexión?

Sí, el currículo de Primaria plantea la necesidad de educar el espíritu crítico del alumnado y el Cine responde a esa necesidad. Es un importante recurso pedagógico, infinita fuente de información con acceso a la cultura y al saber, que favorece la adquisición de valores necesarios para vivir en sociedad y facilitar la resolución de conflictos.

El Cine tiene un gran carácter motivacional, despierta la curiosidad y gusto por aprender del alumnado; conocen otras realidades, culturas y sociedades; crean pensamientos, ideas o visiones sobre diferentes temas o acontecimientos actuales, pasados o futuros.

Lo más importante del visionado, es lo que surge después: reflexión, escucha, debate en el intercambio de ideas y contraste de opiniones. Se trabajan valores y conductas que ayudan a construir su pensamiento crítico y reflexivo en función de la información que reciben, lo que se convertirá en la creación de su propio juicio ante cuestiones importantes en su vida. Por eso, es necesario dotar a nuestra infancia de herramientas e instrumentos necesarios para desarrollar esa capacidad.

 “Educar en cine significa educar a ciudadanos y ciudadanas en un arte completamente multidisciplinar que potencia el razonamiento, el diálogo, el análisis y la comprensión pero también la sensibilización y la toma de decisiones desde un formato que dinamiza el aula”. (Ambrós Pallarés, A. y Breu, R).

¿Son válidas todas las películas o hace falta crear contenido específico para trabajar en el aula?

No, algunas han sido creadas para entretener y no para educar. No obstante, considero que siempre se puede extraer aprendizaje de todas (es función del docente conseguirlo).

Es necesaria la existencia de películas creadas con un fin educativo; para ello son imprescindibles plataformas educativas y productoras que faciliten ese tipo de cine, como por ejemplo Tus ojos 2030. Su objetivo es transmitir conductas positivas a la sociedad; a través de películas que acompañan proyectos solidarios, surgidos de una institución social. 

Crear y producir cine con contenido educativo es brillante, su existencia nos facilita el trabajo a las personas que creemos en el potencial educativo del Cine en el aula y en familia.

¿Qué debería acompañar a una película para ser pedagógica?

Debe transmitir contenidos no solo curriculares, también valores humanos y sociales, aspectos que actualmente se están perdiendo.

Después de ver la película (sin cortes), es positivo volver a verla y detenerse en momentos o fragmentos claves; para que el alumnado reflexione, relacione, analice o intercambie ideas, lo que sirve para valorar si lo han interiorizado y/o tienen capacidad de conectar teoría- contenidos- valores-vida real. Para mí, esto es lo más importante porque crean un juicio propio, que acompañado de tertulias dialógicas y rutinas del pensamiento, hacen que nuestro alumnado sea capaz de pensar por sí mismo, favoreciendo su metacognición y capacidad de aprender a aprender. Es vital terminar el trabajo del visionado con estas preguntas: ¿Qué has aprendido? y ¿Qué te ha enseñado?

Un adecuado trabajo docente, favorece el aprendizaje del alumno sin que se dé cuenta, por ello es vital la selección de actividades a desarrollar antes, durante y después. Es necesario que guiemos a nuestro alumnado desde muy pequeños con actividades acordes a su nivel, para interpretar y crear ideas propias. Nuestro fin es crear ciudadanos del mundo y para el mundo, capaces de participar activamente en una sociedad cambiante.

Para un aprendizaje más duradero, son determinantes las actividades emocionales que lleven implícito movimiento a través de pequeños juegos o cuñas motrices; aspectos que, en mi caso, compagino con música y literatura infantil relacionada con la temática del visionado y la realización de actividades y materiales sensoriales que despierten sus 5 sentidos.

“Todos los aprendizajes  más importantes de la vida, se hacen jugando” (Francesco Tonucci).

¿Cómo fue trabajar Semillas de Alegría en el aula?

Maravilloso, no tengo palabras para describirla. Semillas de Alegría, es un claro reflejo de la sociedad y cultura en 3 países muy diferentes; pero también con muchas cosas en común. Te traslada a Colombia, Angola y España, dejando en tu persona tres importantes semillas: Alegría, Paz y Esperanza.

En este largometraje queda patente tal y como ha comentado, en varias ocasiones su directora, Cristina Linares: «los niños son mucho más inteligentes que los adultos«; en lo que estoy totalmente de acuerdo, DEBEMOS ESCUCHAR A LA INFANCIA.

¿Qué crees que fue lo más importante de la película para tus alumnos y
alumnas?

Nos permitió hablar de las emociones que despertó en ellos/as (su identificación y justificación).

Ayudó a mejorar su libertad para hablar, expresarse, opinar, participar y proponer. Surgieron pensamientos y reflexiones justificadas; muy interesantes, como por ejemplo: “Profe, que suerte tenemos de vivir en España”. Incluso propusieron soluciones muy creativas  a los problemas surgidos en el largometraje.  

Fue muy gratificante ver su capacidad para relacionar la temática de la película y determinados fragmentos con los derechos de la infancia; a su vez, relacionados con los ODS y contenidos curriculares abordados a lo largo del curso. Cuando ves ese resultado, sientes que estás haciendo un buen trabajo y hay que continuar.

¿Qué tipo de cine deberíamos incluir en el aula?

Aquel que transmita no solo contenidos curriculares; sino también, cultura y emoción.

Soy una enamorada de la Educación Emocional y fiel defensora de los derechos de la infancia, relacionados con la consecución de los ODS y la Ciudadanía Global; lo que me define y determina mi metodología; siendo la razón por la que utilizo los recursos audiovisuales en el aula.

Es necesario un Cine comprometido con la sociedad; el desarrollo sostenible, la Agenda 2030, los Derechos de la Infancia y la Ciudadanía Global; que refleje la realidad actual  (Derechos humanos, inmigración, refugiados, interculturalidad, igualdad, solidaridad, etc.) y favorezca el desarrollo integral y competencial del alumnado para ser ciudadanos activos.

El niño/a  aprende sin darse cuenta, entendiendo otras realidades, de forma inconsciente y por imitación mediante las neuronas espejo (relacionadas con el comportamiento empático).

El cine nos permite sentir empatía, ponernos en el lugar del otro sin movernos del sitio.  Ser empáticos nos hace mejores personas. Necesitamos más personas empáticas en nuestra sociedad.

“Las neuronas son el ladrillo sobre el que se construye la cultura” (Giacomo Rizzolatti).

Para finalizar, me gustaría gradecer a TUS OJOS 2030 la invitación de poder mostrar mi experiencia a través del Cine en el aula y no nos olvidemos…

…“El niño es un ser pensante y crítico que construye su propio aprendizaje si lo dejamos” (Freire).